Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: Arma: desestiman el peritaje oficial

miércoles, 6 de junio de 2007

Arma: desestiman el peritaje oficial

Un perito balístico contratado por la defensa del viudo Carlos Carrascosa confirmó hoy que no se pudo identificar la marca del arma con la cual mataron a María Marta García Belsunce y solamente se estableció que era una "de baja calidad" y, además, "gastada".

"No se pudo establecer cuántas estrías tienen los cinco proyectiles [mortales en la cabeza de García Belsunce], de manera que es imposible saber qué arma fue", dijo el comisario retirado Aníbal Sciaretta, al declarar como testigo ante el trbunal oral criminal 6 de San Isidro.

El testimonio no sirvió a la pretensión de los defensores de que descartara completamente que haya sido un revólver de marca Orbea, igual al que un sobrino de Carrascosa denunció que le robaron, y por eso despertó sospechas en la Fiscalía.

El revólver calibre 32 Orbea que pertenecía a Eduardo Ognio, un sobrino de Carrascosa que vive en Corrientes, era anterior a 1960.

El especialista incluso confió que en el catálogo del FBI con el cual se cotejaron las balas del crimen no figura el revólver de calibre 32 y de marca Orbea, dejando así la impresión en el tribunal y las partes que la pericia en ese aspecto resultó en vano.


Desestiman el peritaje oficial. En cambio, Scianetta difirió con el peritaje oficial, que determinó el uso de una sola arma en el crimen porque los seis proyectiles guardaban los mismos datos de identidad, y opinó que como "no se pueden cotejar" las seis balas, es imposible saber si salieron de una o de dos armas.

Tanto la defensa como la querella quieren instalar la idea de que pudieron haberse usado dos armas y cuestionaron el informe hecho en 2003, que determinó que tanto el "pituto" como las cinco balas que se hallaron en la cabeza de María Marta habían salido de la misma arma.

Según explicó el experto, las cinco balas del cadáver tenían muy débiles los flancos que dividen los campos en los proyectiles.

Dijo que las estrías pueden no verse con nitidez o definición por "el estado del cañón, que puede ser que esté sucio o empastado por tener un uso excesivo".

También atribuyó a una sustancia blanca encontrada en los proyectiles, que se ordenó peritar, que haya tenido "puntos de contacto" con pintura látex o tinta blancas. Durante esta tarde declaraba el perito de la Gendarmería, el ingeniero Hugo Aranciba, quien exponía sobre los estudios hechos para analizar las voces del llamado hecho por Carrascosa a la prepaga OSDE enseguida de ocurrido el crimen, a las 19.07 del 27 de octubre de 2002.


Fuente

No hay comentarios :

Publicar un comentario