Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: Primeras sospechas

Primeras sospechas

Cuando Bártoli estaba en Casa Sierra haciendo los trámites, le pregunta al empleado cuando van a poder mover el cuerpo, ya que habían pasado algunas horas y aún seguía en el suelo. Sierco le contesta que no hay problema, que ya pueden moverlo. Bártoli se comunica con la casa y les avisa que ya pueden mover a María Marta.
Juan Carlos Hurtig y Constantino Hurtig sostienen a María Marta para llevarla hacia la cama, al volver al baño a lavarse las manos, Juan Hurtig ve en el suelo un elemento metálico pequeño, lo toma, lo mira y se pregunta qué es. Al no poder identificarlo, llama a otros integrantes de la familia para ver si alguien sabía de qué se trataba eso, pero nadie supo decir qué era. A Horacio García Belsunce (h) le pareció un sostén de estante a los que él solía llamar "pitutos". Finalmente le preguntaron a Carrascosa y éste, conmocionado y sin  darle mucha atención al tema, dijo que quizá se trataba de algún instrumental médico que tal vez se les habría caído durante las maniobras, ya que habían desparramado mucho material. Es entonces donde esta explicación les parece lógica y deciden arrojarlo por el inodoro. Pero minutos más tarde, Juan Hurtig observa que las zapatillas que tenía María Marta estaban mojadas, y se empezó a preguntar por qué metería los pies en la bañera con las zapatillas puestas. Comenzó a tejer varias hipótesis y ninguna le cerraba. Lo comentó con su medio hermano (Horacio García Belsunce-h), pero éste, consternado por el dolor, no le prestó demasiada atención.
Al día siguiente (lunes 28 de octubre de 2002) Juan siguió insistiendo con sus dudas y habla nuevamente con Horacio, quien decide que es necesario evacuar las dudas de su hermano. Llama nuevamente al comisario Casafús y le comenta las dudas de Juan, y le pide que por favor le mande un médico forense. Rato después llega Juan Martín Romero Victorica, amigo de la familia y fiscal de casación. Horacio lo había llamado como amigo, porque él conocía y había trabajado también con María Marta. Comienza a contarle su hipótesis del accidente y también le cuenta de las dudas de su hermano y del "pituto" que habían arrojado por el inodoro. Es entonces cuando Romero Victoria se transforma de amigo a fiscal, y comienza a hacer preguntas que molestan e incomodan a todos los presentes. Horacio García Belsunce le comenta que ya había hablado con Casafús para que le enviara un médico forense, pero como seguía insistiendo en esa actitud, directamente Horacio llama nuevamente a Casafús y lo comunica con Romero Victorica, diciéndole que hagan lo que tienen que hacer, pero que lo dejen vivir el duelo en paz. Casafús y Romero Victorica hablaron por teléfono durante seis minutos. Al poco tiempo se hizo presente el fiscal de turno, Diego Molina Pico acompañado del jefe de la DDI de San Isidro, y comisario inspector Anibal Degastaldi. 
  • Juan Carlos Hurtig: hermanastro de la víctima
  • Constantino Hurtig: padre de Irene y Juan Carlos Hurtig
  • Juan Martín Romero Victorica: amigo de la familia y fiscal de casación de la Provincia de Buenos aires
  • Diego Molina Pico: fiscal de turno
  • Anibal Degastaldi: comisario inspector y jefe de la Dirección de Investigaciones de San Isidro.
Les contaron las distintas hipótesis que tenían sobre el accidente y al cabo de un rato, tanto el fiscal como el comisario, se retiraron sin dar ninguna directiva.
Cuando la familia finalmente se estaba retirando para la inhumación en Recoleta, las empleadas domésticas Emma Benitez y Mirta Molina comenzaron a ordena un poco y limpiar el lugar que había sido visitado por más 250 personas.
  • Emma Benitez: había sido empleada doméstica de la familia Sanjurjo y Carrascosa, y los conocía desde hacía varios años
  • Mirta Molina: la empleada de ese momento de la familia Carrascosa
Conclusiones:
-El "pituto" fue encontrado mucho después de que llamaran a la casa diciendo que había un patrullero por la zona
-La policía y el fiscal fueron convocados por la propia familia, debido a las dudas que tenía Juan Hurtig
-El fiscal de turno asistió al domicilio en ejercicio de sus funciones ante una muerte violenta (accidente) y no pidió la autopsia, como lo estipula el Código de procedimientos de la Provincia de Buenos Aires en su artículo 251.
-El fiscal de turno, en ejercicio de sus funciones, se retiró sin dar ninguna directiva, como por ejemplo decir que no se limpiara el lugar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario