Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: No sólo el "villero" sufre el rigor legal...

martes, 17 de febrero de 2004

No sólo el "villero" sufre el rigor legal...

Así lo afirmó el fiscal Diego Molina Pico; agregó que está orgulloso de su labor ya que investigó, descubrió y acusó a los presuntos responsables


"Investigué, descubrí, acusé", dijo el fiscal Diego Molina Pico en su pedido de elevación a juicio, como una clara respuesta al juez del caso, Diego Barroetaveña, y al adelantarse a las críticas que, se descuenta, recibirá de los familiares de María Marta García Belsunce.

Y reclamó que la Justicia imparta una castigo ejemplar para que no sólo "el villero" sufra el rigor penal en la Argentina.

En el final del extenso pedido, Molina Pico rubricó bajo el título "corolario" la siguiente explicación: "pese a posibles errores y torpezas de esta fiscalía, producto, si se quiere, de su plena confianza en las personas que integran las instituciones del Estado, y de las demoras en la instrucción producto de la permanente acción dilatoria de la defensa, a la que puede sin dudas aplicarse la sentencia ´corruptio optimis pessima´, hoy se elevan estos actuados con evidencias impensables cuando se pedía cerrar la causa por ser una muerte por accidente".

Molina Pico remarcó que "en autos ha quedado develado el perverso misterio de un asesinato y su artificioso encubrimiento, construidos ambos para enmarañar una telaraña que enreda la fluencia del dinero de origen espurio".

No obstante, advirtió, "esta fiscalía está orgullosa de su labor. Parafraseando a César, pero con humildad, puedo concluir diciendo que, con la eficaz colaboración del personal que estuvo a mi cargo: investigué, descubrí, acusé".

La frase pareció un tiro por elevación al juez del caso, Diego Barroetaveña, quien había instado en varios de sus escritos a trabajar con ahinco en el movil del crimen y lo había cuestionado por no ahondar en otras hipotesis que no salpicaran a la familia.

Tras resaltar su labor, Molina Pico añadió: "a otros la ley les da la misión de imponer el ejemplar castigo que los imputados merecen para restablecer la Justicia dañada y para que no se siga diciendo que sólo el villero es el que sufre el rigor penal en la Argentina".


Fuente

No hay comentarios :

Publicar un comentario