Web Toolbar by Wibiya Caso García Belsunce: A Molina Pico la causa le quedó grande

sábado, 14 de julio de 2007

A Molina Pico la causa le quedó grande

Este juicio necesitaba sí o sí una condena. De haber ocurrido lo contrario, podrían haberse disparado otras cosas que no es conveniente ventilar

Romero Victorica: "El fiscal Diego Molina Pico me denunció, motivado por un aire de revancha y venganza. Un colega me explicó que Molina Pico llegó tres veces tarde: al velatorio, llegó un día después; tardó un mes y medio en hacer la autopsia y llegó tarde a denunciarme a mí. Porque hace tres años ya fui absuelto por todas las irregularidades por las que me denunció."

Así, el fiscal ante la Cámara de Casación Penal de la Nación, Juan Martín Romero Victorica, cuestionó la intención del fiscal que investigó el homicidio de María Marta García Belsunce de pedir ante la Procuración que impulse un sumario para tratar de establecer si incurrió en incumplimiento de los deberes del funcionario público cuando asistió al velorio de la víctima, al día siguiente del asesinato, ocurrido el 27 de octubre de 2002 en el country Carmel, de Pilar.

Romero Victorica, quien era amigo de María Marta y de su hermano, Horacio García Belsunce, no se calló nada durante una entrevista con LA NACION. También opinó sobre el juicio oral que terminó con la condena por encubrimiento contra Carlos Carrascosa, el marido de la víctima.

"Este juicio necesitaba sí o sí una condena porque, de haber ocurrido lo contrario, podrían haberse disparado otras cosas que no es conveniente ventilar. No me gustó el veredicto. Me pareció innecesario que los dos jueces que votaron en mayoría utilizaran 400 fojas para contarme toda la causa, si en realidad, condenaron a Carrascosa con breves y lacónicos fundamentos. No digo que hubiera estado mal o bien la sentencia, sino que estuvo escasa de fundamentos. Distinto fue el voto de la minoría que me pareció ajustado, breve y castigó la investigación del fiscal", expresó Romero Victorica.


-¿POR QUÉ SE DISTANCIÓ DE LA FAMILIA?

-El día del velorio estaba en la casa de María Marta y me encontré con Horacio. Fuimos al baño porque era el único lugar donde se podía hablar. En ese momento, Horacio me transmitió sus dudas. Me dijo que no creía que hubiera sido un accidente, que había sangre y masa encefálica por todos lados; que encontraron un plomito y lo tiraron. Entonces, le pregunté: "¿Cómo hiciste una cosa así?". Algo ocurrió, que aún hoy no tengo resuelto con respecto a la actitud de Horacio. Si Horacio fue encubridor y fue procesado por eso, ¿por qué me transmitió sus sospechas de que habían matado a su hermana? Creo que después alguien lo convenció de que era un accidente. No sé quién. Tal vez fue la familia, que no quería ruido.


-Molina Pico lo acusó de haber parado a la policía. ¿Fue así?

-De ninguna manera. Parece que no lo quieren reconocer, pero todos mienten. Yo convoqué a la policía. hablé con el comisario mayor Angel Casafuz y le pedí que le avisara al fiscal que estaba de turno. Después me llamó Molina Pico y le dije que hacía falta que viniera porque era su jurisdicción. Mintió Molina Pico, que no lo admitió; mintió Casafuz, y quien en principio lo reconoció fue el comisario inspector Aníbal De Gastaldi, aunque no lo dijo en el juicio.


-A casi cinco años del homicidio y luego de haber estado en el lugar del crimen, ¿por qué no se esclareció el homicidio?

-Porque Molina Pico fracasó en la investigación del crimen y en lo que respecta a la autoría del hecho. No sabe quiénes la mataron ni quiénes fueron los cómplices ni quiénes fueron los partícipes, y dudo que los pueda encontrar si le absolvieron a uno de los principales sospechosos. Molina Pico carga sobre sus espaldas este fracaso porque el caso le quedó grande, porque era inexperto y porque cometió errores u omisiones imperdonables, propios de una mala praxis judicial. Ahora se tiene que arreglar con la condena por encubrimiento contra Carrascosa, aunque ni a la sociedad ni a mí nos satisface. Yo quiero a los autores.


-Si usted tenía sospechas, ¿por qué se desentendió del caso luego de hablar con Molina Pico y con el hermano de la víctima en el velorio?

-Porque luego de contarle todo lo que sabía y había indagado, él tenía la autoridad jurisdiccional y territorial para investigar y ordenar la autopsia. Nadie me quería en ese lugar porque comencé a hacer preguntas. Un mes y medio después me llamó Horacio y, llorando, me dijo que tenía razón, que a su hermana le habían pegado cinco balazos. Entonces, fui a la fiscalía de Molina Pico para hacer un informe detallado de todo lo que viví el día del velatorio. Por eso es que el intento de Molina Pico de hacerme una denuncia en la Procuración es un disparate, debido a que ya me absolvieron. Todo lo que está haciendo Molina Pico se le puede venir en contra. Al decir de los gauchos, la vaca se le pude volver toro. Molina Pico tenía que haber ordenado la autopsia en ese momento y no lo hizo. La última vez que un magistrado no cumplió con esa obligación judicial le hicieron juicio político y lo echaron. Ocurrió en el caso sobre la muerte por causas dudosas de Juan Duarte, hermano Eva Duarte de Perón, hace más de 50 años.


Fuente

No hay comentarios :

Publicar un comentario